BOLIVAR UN ENIGMA AMERICANO

 

Evaluar la vida de Bolívar frente a la monumental obra realizada, nos lleva indiscutiblemente a la conclusión de que Bolívar llegó para cumplir una misión trazada por el “destino”, como él mismo decía:

“Mi vida, mis triunfos, mis éxitos y mis fracasos parecen guiados por el destino”
Simón Bolívar

Al estudiar a Bolívar, surgen de inmediato múltiples personalidades encarnadas en un solo hombres, que se destacó de manera notable y sobresaliente en todos los campos de la conducta humana… Desde que Rafael María Baralt, Perú De Lacroix y Daniel Florencio O´leary escribieron las primeras líneas que inmortalizaron la Epopeya de Bolívar, cientos de escritores han hurgado las viejas bibliotecas, en una búsqueda minuciosa de papeles y escritos que de alguna manera puedan develar la enigmática figura del Libertador… Como resultado de esta investigación que se inició cuando aún vivía el Padre de la Patria, una extensa bibliografía nos presenta de manera anecdótica, histórica y poética la Gesta Bolivariana, que logró la emancipación de seis naciones y cuya onda expansiva de justicia y libertad, impregnó de valor y heroísmo a otros pueblos, para que siguieran los pasos de Bolívar en lograr su independencia.

Para algunos estudiosos, los hechos, tal cual como fueron descritos sobre su genialidad para enfrentar a los ejércitos más temibles, sanguinarios y poderosos del mundo, son relatos llenos de fantasías como producto del ingenio, la creatividad y la ignorancia que reinaba en la época; sin embrago fueron sucesos ciertos, porque su inmortalidad, talento y proeza sobrepasan la lógica, el entendimiento y la condición humana. Si alabamos a los grandes hombres de la historia sólo por su obra y no por lo que ellos representan, necesariamente llegaremos a la conclusión de que Bolívar fue único e inimitable… Mientras la mayoría de éstos personajes surgieron de las clases más humildes y elevaron su voz de justicia para fomentar una doctrina y hasta una religión, producto de la marginalidad y la discriminación social en que vivían, en Bolívar encontramos un caso único y sobresaliente: no obstante de provenir de una de las familias más adineradas de América y ser uno de los hombres más poderoso del planeta, sacrificó todo: su fortuna, su familia y hasta su propia vida, para convertirse en el Mesías americano que salvó a los hombres luego de 300 años de esclavitud; sembró en los corazones un sentimiento de amor a la tierra e impregnó en las mentes de las futuras generaciones ideales de justicia y libertad que perdurarán por los siglos de los siglos… Un personaje como Bolívar no tiene comparación ni en la religión ni en la epopeya universal; al respecto decía Bolívar:

“Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono”
Simón Bolívar

Es por ello que al estudiar la vida del Libertador, analizar sus escritos, las referencias históricas de quienes le conocieron, y compararlo con las figuras más eminentes de la gloria universal, es en ese momento cuando comenzamos a valorar su esencia de Ser humano prodigioso e inalcanzable.

“Bolívar, noble y rico por nacimiento, la naturaleza lo dotó de un genio capaz de todo; vivo, enérgico, emprendedor. La razón le hizo amar la filosofía de la justicia. La revolución de su Patria le proporcionó campos de batalla: su valor le consiguió el mando del ejército: la victoria le brindó el Estado. Fue entonces cuando desplegó la fuerza de su genio, consolando al nuevo mundo y asombrando al viejo con el brillo de su espléndido talento”

La libertad interpretativa entorno a la ilustre figura del Libertador, anima a los historiadores desde todos los rincones del planeta, en una empresa ideológica capaz de construir al Bolívar de carne y hueso, con la frustración de alejarse cada vez más de ese Ser cuya energía glorificante impregnaba de entusiasmo y vitalidad a todos los que oían sus mensajes. Mario Briceño Iragorry así expresó el Sentimiento Bolivariano:

“Pero ocurre que la esclerosis histórica de ciertas tesis del BOLIVARIANISMO, han terminado por hacer de Bolívar un Logo infecundo y carente, en consecuencia, de toda posibilidad de concretarse, de encarnarse en la realidad presente… Bolívar ha dejado de ser una fuerza caminadora, para convertirse en una simple figura decorativa”

Lo variado, extenso, complejo e enigmático de su obra, han sido las verdaderas causas de que Bolívar se nos presente en su plano más elemental y simplista, para describir al político y al guerrero de mil batallas, que logró expulsar al poderoso imperio español… Pero Bolívar era más que un insigne estadista y guerrero sobresaliente… La semilla que dejó plantada en esta parte del planeta, está germinando en los corazones de hombres y mujeres, que elevan sus oraciones al cielo invocando su revolución… Ayer fue Venezuela que dio ejemplo de valor y dignidad al retomar el ideal bolivariano, cuya onda expansiva hoy se extiende desde México hasta la Argentina, y amenaza con expandirse por todo el Caribe.

¿..Pero cuál fue el secreto de su éxito..?

Develarlo sería una eterna búsqueda sin respuesta, que sólo él era capaz de exponer ante una sociedad ignorante del porvenir americano… por ello fue su última voluntad en su Testamento, que sus memorables escritos que plasmaban sus experiencias y sabiduría, recopilados por más de 10 años y que llevó consigo en 10 baúles cuando abandonó Bogotá, fueran destruidos:

“Ordeno: que los papeles que se hallan en poder del Sr. Pavageau, se quemen” Simón Bolívar

El señor Juan Bautista Pavageau se preparaba para viajar a París y se disponía cargar con el valioso tesoro literario dado en custodia por Bolívar; sin embargo, conservó algunos manuscritos de invalorable valor histórico… Así mismo, Bolívar ordenó destruir todos los escritos que poseía su sobrino Fernando Bolívar, cuando la caravana bolivariana transitaba por los caminos de Cartagena que los conducían a Santa Marta donde todo terminaría… Es por ello, que al intentar develar el enigma de Bolívar, debemos ir a la fuente de quienes lo conocieron en toda su inmensidad… Y precisamente allí reside la inmensa frustración, puesto que sólo tres personas convivieron íntimamente con él… y como si el destino hubiera dispuesto que su personalidad se mantuvieran en el más absoluto misterio, ninguna de las tres develaron el enigma:

JOSÉ PALACIO, su mayordomo, terminó sus días a la edad de 76 años en un antro de mendigos, luego que se dedicara a la bebida tras la muerte de Bolívar… Después del entierro, se quedó en Cartagena de Indias deambulando por las tabernas e inmerso en el alcohol que los curiosos les brindaban para oír anécdotas del Libertador… Así se ganó la vida José Palacios, hasta que la muerte vino apaciguar el dolor y la pena de quién fue el más fiel servidor de ese ilustre venezolano.

FERNANDO BOLÍVAR, su sobrino preferido e hijo adoptivo, luego que su padre Juan Vicente muriera en un naufragio proveniente de los Estados Unidos, vivió hasta los 88 años, con la pena de sufrir una enfermedad que le hizo perder la memoria paulatinamente. De no ser así, la fuente de información que habría proporcionado por ser el amanuense de su tío, nos permitiría conocer mucho del enigma que envuelve la personalidad del Libertador… Recordemos que Bolívar le había encomendado, que después de su muerte, escribiera la verdadera historia de la Revolución Bolivariana, lo cual resumió en un Biografía que no nos deja ver más allá de lo que ya sabíamos de Bolívar.

MANUELA SÁENZ, su compañera, lo fue por 7 años y quién más lo conoció íntimamente; a su muerte, fue desterrada por Santander en su primer acto de gobierno… Se ganaba la vida leyendo el futuro en las cartas y narrando sus aventuras con el Libertador… A los 59 años, sola y abandonada en un puerto en Paita en el Perú, murió de la Peste, por lo que su humilde cabaña fue quemada por las autoridades sanitarias, junto con las valiosas cartas de Bolívar y recuerdos de la gloria de haber sido la primera dama de la Gran Colombia.

Si su magistral discurso en Angostura, cuando instaló el Congreso Constituyente, es de un contenido jurídico excepcional, su mensaje al Congreso Constituyente de Bolivia el 25 de mayo de 1826, supera cualquier instrumento legal que haya escrito el hombre en la búsqueda del equilibrio de justicia e igualdad, en un intento de lograr la armonía y convivencia de los pueblos, frente a un poder imperialista insaciable.

Bolívar demostró sus extraordinarios conocimientos como jurista, al tener una visión mucho más moderna y adelantada a los sistemas de gobierno que imperaban en América y Europa… y a pesar de haber transcurrido más de diecisiete décadas de su muerte, su mensaje cobra cada vez más vigencia en un mundo convulsionados por el imperialismo económico e intervencionista, puesto que Bolívar se adelanto a su tiempo… Como bien supo interpretar Manuel Pérez Vila:

“La sensibilidad social del Libertador y los textos donde ésta aparece reflejada, han de ser motivo de honda meditación para todos nosotros… Puede explicarse que transcurrido más de siglo y medio, existan aún algunos problemas para los cuales esbozó ya él razonables soluciones..? No sería sin duda apropiado adoptar la letra de sus decretos, pues las circunstancias cambian y las ciencias progresan, pero su espíritu sí puede y debe servir de inspiración permanente en la vía del desarrollo de nuestras sociedades”

Su capacidad estratégica en el campo bélico, superó la lógica de los más aguerridos y osados militares, cuando llevó a cabo la impresionante Campaña Admirable que, en pocos meses, logró la Segunda República; y más tarde al escalar el páramo de Pisba para sorprender a los españoles y vencer en Boyacá… Su ferocidad como guerrero lo demostró en múltiples batallas: Araure, Boyacá, Carabobo, Bombona o Junín, sólo son 5 de las 450 que libró, donde demostró sus extraordinarios dotes de General en Jefe, estratega, luchador y espadachín de increíble habilidad.

Bolívar fue un líder indiscutible de todos los pueblos hispanoamericanos. El mundo entero supo reconocer su capacidad de organizar cinco gobiernos al mismo tiempo y paralelamente, dirigir una descomunal guerra por expulsar a los más sanguinarios, entrenados y equipado ejércitos del mundo. Como estadista, sociólogo y humanista de la cultura americana, realizó tareas innovadoras orientadas a unificar a distintos pueblos en una sola vía americana, que ha perdurado por más de 175 años, desde que un 17 de diciembre de 1830, voluntariamente sacrificó su vida en un último esfuerzo por despertar la conciencia americana… Así se despidió Bolívar:

“Venezolanos..! yo marcho hacia vosotros a ponerme entre vuestros tiros y vuestros pechos. Quiero morir primero que veros en la ignominia, que es pero que la misma tiranía; y contra ésta, desgraciados los que desoigan mis palabras y falten a su deber”
Simón Bolívar

Explicar lo que pasaba por la mente brillante de ese Ser especial, es casi un sacrilegio, por cuanto ello significaría analizarlo bajo la óptica de nuestros prejuicios, temores, egoísmos e individualidades, que con todos sus defectos, dista mucho de los sacrificios, desprendimientos, amor colectivo y entrega total que hizo Bolívar por sus conciudadanos… En este libro intento resumir en seis capítulos toda la magnificencia humana y el culto místico que necesariamente debemos rendir ante su obra; de lo contrario, desconocer el legado que Bolívar sembró en América, es como negar a dios en su propio templo.

BOLÍVAR UN ENIGMA AMERICANO es un tema polémico y digno de ser estudiado bajo la óptica de la parapsicología, ya que por primera vez es analizado con hechos irrefutables, y que nos llevará necesariamente aceptar que Bolívar llegó a la tierra con un mensaje y una misión, que nos remonta a los tiempos de los Mesías de las antiguas culturas americanas: Quetzalcoatl, Kukulcan, Viracocha.

Sin pretender estudiar al hombre en la intimidad de sus pensamientos ni en los misterios inaccesibles de su mente, en este libro se presenta una pequeña parte de su obra en seis capítulos, de los infinitos que descubriremos cada vez que leemos sus escritos y las referencias que de manera honesta y desinteresada han plasmado importantes escritores… Bolívar se inmortalizó en tierras americanas… Su ideología resume todas las culturas precolombinas y la magnificencia de las etnias ancestrales… Cuando Bolívar hablaba, por su boca se expresaban los máximos lideres americanos que habían sido callados por la mordaza del verdugo; su corazón latía al ritmo de millones de seres que luchaban por su libertad, sus miembros empuñaron la espada de la justicia por vengar la extinción de las civilizaciones más fabulosas del planeta, y aún sus oídos escuchan el clamor de pueblos desvalidos por la esclavitud disfrazada de un Imperialismo Salvaje… Su obra es tan monumental e inmortal, que su nombre no puede ser relegado a la simplicidad del valiente guerrero y político que reseña la historia, sino que debe entenderse como un sentimiento, una luz, una energía, una fuerza y una vitalidad que vibra en lo más íntimos de todos los nacidos y asimilados en estas prodigiosas tierras americanas, para la envidia del resto del mundo y para el orgullo de los venezolanos.

BOLIVAR EL ENIGNA AMERICANO, demuestra como ese “destino” como los mortales identificamos la Clave Universal, está presente en toda la vida y obra del Libertador… Los escritos que encontrarán en esta página Web, con seguridad, justificarán los innumerables escritos publicados por quienes han mistificado la figura de Bolívar… Pero más allá del halo misterioso que pudiera desprenderse de su contenido, es todo lo contrario: Bolívar es un “enigma” que dignifica a “Bolívar el Hombre”, como la representación más emblemática de las leyes universales que existen para la ciencia y para la religión, puesto que Bolívar es la reivindicación de la sangre nativa, y donde se cumple la combinación perfecta en virtudes y sabiduría, como una constante que sólo poseen los grandes personajes que han hecho historia.

La vida de Bolívar fue un enigma que él llamaba “destino”; y así lo refería en sus emotivos discursos:

“El destino quiso que yo me convirtiera en Libertador”
Simón Bolívar

La impresionante obra que realizó Bolívar en tan solo veinte años, dejó atónitos de sus más acérrimos detractores: su capacidad de estudio, trabajo, análisis, planificación, y organización, en todo lo militar, político, social y legal, eran tareas complejas y variadas que atendía al mismo momento, y sin importar las enormes distancias que debía recorrer en un ambiente de guerras, atentados y conspiraciones… A caballo se desplazaba miles de kilómetros para atender las exigencias de cinco naciones bajo su control, tiempo que dedicaba para mantener un contacto por cartas con amigos y familiares, sin descuidar sus amores, la lectura, la redacción de “ordenes militares”, instrucciones presidenciales, decretos, y aún tenía tiempo suficiente para escribir magistrales discursos; pero sobre todo, Bolívar tenía una sorprendente capacidad para reponerse de las adversidades, y salir airoso donde la lógica y la opinión de la mayoría presagiaba un fracaso inminente.

¿..Cómo podía Bolivar atender al mismo tiempo tantos asuntos trascendentales y complejos..?

Es precisamente donde surge el título: BOLÍVAR EL ENIGMA AMERICANO, el cual los invito a descubrir.

Jorge Mier Hoffman

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.